Hermandad del jonrón

Los mexicanos lograron volarse la barda en sus respectivos partidos para hacer historia en la MLB.

Los hermanos Ramón y Luis Urías, brillaron en las Grandes Ligas este martes tras conectar cada quien un jonrón para colaborar con sus respectivos equipos.

Este 13 de abril quedó marcado como el día en el que dos hermanos mexicanos alcanzaron este logro en una misma noche (segunda pareja en la historia). Vale la pena destacar que fue el primero para cada uno en la presente temporada de la MLB.

Hermandad del jonrón

El primero fue Ramón, el mayor de ambos, quien conectó en la quinta entrada en el primer juego de la doble cartelera en favor de los Orioles de Baltimore, quienes se enfrentaron a los Marineros de Seattle.

Más tarde lo hizo Luis, quien se voló la barda para llevarse por delante a Manny Piña en el segundo capítulo de los Cerveceros de Milwaukee contra los Cachorros de Chicago.

"Vi que había pegado un jonrón antes de empezar mi juego. La verdad estaba muy contento por él; siempre que hace cosas así, creo que me emocionó más cuando él las hace que cuando yo las hago.

"La meta es consolidarnos en Grandes Ligas. Queremos jugar todos los días. Siempre vamos a estar preparados para cualquier oportunidad que nos dé el equipo", declaró el menor de los dos.

La primera vez que una pareja de hermanos nacidos en nuestro país conectó jonrones en el mismo día más de diez años atrás con los hermanos Adrián y Edgar González. Se dio el 11 de septiembre de 2008, jugando ambos para los Padres de San Diego contra los Gigantes de San Francisco.

La segunda ocasión, también a su cargo, fue el 26 de abril de 2009 ante los Piratas de Pittsburgh.

ABC+

Ambos Urías nacieron el 3 de junio, aunque en años diferentes. Ramón es de 1993 y Luis es de 1997.




MAS NOTICIAS DE LA SECCIÓN
Definirá Monterrey clasificación en casa

Definirá Monterrey clasificación en casa

Es momento de reaccionar

Es momento de reaccionar

Multan a Javier Aguirre por ir a fiesta sin medidas

Multan a Javier Aguirre por ir a fiesta sin medidas